Neo

NeoNeo estaba siendo utilizado como sparring para entrenar otros perros.  Estaba atado del cuello a un palo. Nos conmovió su situación y decidimos acogerlo hasta que lo rehabilitáramos y pudiéramos darlo en adopción.

Ladraba sobre todo a otros machos, y tenía hipersensibilidad a la correa, ya que había sido “adiestrado” mediante collar de ahorque. Al no haber conocido la ciudad, y debido al estrés que tenía, al salir a la calle, ladraba a cualquier estímulo que recibía.

Bicis, motos, otros perros, luces, personas con gorra y un laaaaaaaargo etcétera. Trabajamos mucho la desensibilización, habituación y contracondicionamiento. Y mientras trabajábamos con él, nos fue ganando poco a poco. Vimos que tras su estrés e inseguridad se encontraba un perro terriblemente noble. Era muy cariñoso y cuando fue perdiendo el miedo y confiando, se hacía querer.

Empezamos a enseñarle habilidades y era un perro muy inteligente. Cosas que otros perros tardaban días en aprender el en 5 minutos las razonaba y las hacía! Y totalmente entusiasmado!

Es el perro en el que más podemos confiar para situaciones poco difíciles. Es como si por haber sufrido maltrato y haberlo superado, hubiera desarrollado tolerabilidad a los estímulos. Además, ahora es un gran pacificador, siempre queriendo poner orden.

Debido a la dermatitis que ha sufrido ha estado un tiempo sin poder ayudarnos, pero este año 2014 volverá a San Juan de Dios para llevar su alegría y cariño a un grupo de usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *