¿Que ocurre con un perro guía cuando se jubila?

Luna y Tuka

¿Alguna vez os lo habéis preguntado?

Cuando por algún motivo el perro no puede seguir con sus funciones de guía, el usuario tiene la opción de devolverlo a la fundación ONCE, quedárselo él mismo, o darlo en adopción.

Hace unos días, Tuka, una encantadora perra guía de 8 años, ha sido adoptada por una familia que ya la adora y que ella adora!

Se hacen felices y se colman de cariño.

Tuka con su nueva familia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *